¿Qué es el salario emocional?

El talento es una cualidad que cualquier empresario u organización busca sin descanso a la hora de crear su equipo. El salario es un factor clave para atraer al talento y resaltar por encima del resto de empresas. Pero, en la actualidad, los profesionales buscan una serie de requisitos que van mucho más allá para decantarse por una organización u otra para trabajar y desarrollarse en el ámbito laboral.

Las nuevas generaciones se han vuelto mucho más exigentes a la hora de buscar un trabajo. A diferencia de unos años atrás, los profesionales tienen mucho más en cuenta los beneficios como la conciliación, la flexibilidad horaria o el ambiente laboral a la hora de elegir dónde desempeñar su talento.

Según Deloitte, en el año 2025, los Millennials constituirán el 75% de la fuerza de trabajo a nivel mundial. Y si hay algo que destaca de esta generación es su entusiasmo por no dejar de crecer ni aprender, por lo que siempre siguen buscando mejoras de sus condiciones y no se estacan en un puesto de trabajo que no les aporta lo suficiente en su vida personal. Por este motivo, implementar estrategias de retención de talento en una empresa se vuelve imprescindible.

Los requisitos que se exigen, aunque no tengan que ver con el dinero, se convierten en un incentivo muy poderoso. Estamos hablando del salario emocional. Y no, no quiere decir que se pague con abrazos. El salario emocional lo conforman todas esas ventajas que, sin ser económicas, motivan y mejoran el bienestar de los empleados.

¿Qué beneficios tiene el salario emocional?

 

Existen varias formas de motivar a los trabajadores de una empresa sin necesidad de incrementar los sueldos. El salario emocional son todos los beneficios de carácter social que una entidad implementa para recompensar el esfuerzo de los trabajadores y conseguir una mejora del rendimiento y bienestar laboral.

A pesar de que pueda parecer que el salario emocional solo beneficia a los empleados, esta iniciativa también tiene una repercusión muy positiva para las empresas. Mientras que para los trabajadores, el salario emocional se traduce en una mayor implicación con la compañía, compromiso y productividad. 

Pantalla de ordenador

Máster en Finanzas

El programa te especializa en finanzas y tecnología aplicada para ponerte a la altura del reto más grande del sector: la gestión financiera eficaz e innovadora de empresas digitales y globales.

Más información

¿Qué tipos existen?

Flexibilidad laboral

Tener flexibilidad horaria para iniciar y finalizar la jornada laboral es una de las ventajas que muchos trabajadores buscan. Esta libertad es muy demandada para poder organizar el tiempo personal con mayor facilidad, por ejemplo, realizando deporte antes de comenzar la jornada laboral. Además de esta flexibilidad horaria, también entra en juego otra opción como el teletrabajo, que te da la libertad de trabajar desde cualquier ubicación, permitiéndote adaptar tu jornada a tu rutina y tus necesidades individuales.

Medidas de conciliación

Además del teletrabajo o la flexibilidad horaria, existen muchas otras alternativas que permiten a los trabajadores poder compatibilizar su vida privada con la laboral. Se trata de las medidas de conciliación. Algunas empresas ofrecen a sus empleados servicios de comedor, transporte, gimnasio o guardería, para ayudar a realizar actividades cotidianas de una manera más sencilla, evitando desplazamientos y ahorrando tiempo.

Planes de formación y promoción

Esta alternativa de salario emocional consiste en la posibilidad de seguir aprendiendo o reforzando sus conocimientos (Añadir enlace a ventajas de seguir estudiando). En estas formaciones los empleados también trabajan otros aspectos como las soft y hard skills, es decir, las habilidades tanto personales como técnicas que aportas a la empresa, que mejoran su perfil profesional y les ofrecen la posibilidad de obtener un plan de carrera a futuro.

Cuidado del ambiente laboral

El lugar de trabajo es el sitio donde más tiempo pasamos, por eso, disfrutar de un ambiente cómodo y agradable es esencial. Sin duda, un buen clima corporativo va a afectar de forma positiva a nuestro bienestar emocional. Es por eso que algunas organizaciones intentan asegurarse de que esto sea así, cuidando la cultura corporativa, haciendo partícipes a los empleados de las decisiones, escuchando de manera activa las propuestas y preocupaciones sobre la entidad, o creando espacios y actividades para mejorar la relación entre los empleados.

El salario emocional es una estrategia muy efectiva a nivel empresarial para retener talento y mejorar los resultados de la empresa, ya que aumentan los niveles de motivación, mejora el trabajo en equipo y disminuye la rotación de personal o el absentismo.

Contenido Relacionado