Beneficios del team building para empresas y sus principales actividades

Michael Jordan decía «El talento gana juegos, pero el trabajo en equipo gana campeonatos». Cuando dirigimos cualquier proyecto, hay un elemento fundamental para conseguir nuestros objetivos: la unión del equipo. Es aquí donde nace el concepto conocido como “team building”. Este concepto busca crear actividades que no solo consisten en juntarse después del trabajo. Su meta es mejorar la unión y cohesión entre todos los miembros del equipo, incluso entre diferentes departamentos.

Team Building, mucho más que un concepto

El team building no es algo nuevo. Esta herramienta se remonta a los años 30 con psicólogos como Elton Mayo, quien ya teorizaba como podía fomentar la unión y el trabajo en equipo dentro de las empresas para mejorar la productividad. Existen numerosas teorías que profundizan este concepto, las cuales ofrecen estrategias para mejorar dichas dinámicas, con el objetivo de obtener mejores resultados y desvelar el verdadero potencial del trabajo en equipo, incluso más allá del entorno laboral.

Forming, Storming, Norming, and Performing

Este modelo, creado por Bruce Tuckman en 1965, muestra el viaje a través de cuatro fases que realizan todos los equipos desde que se crean, hasta que se consolidan en su mejor versión.

  • 1º Forming: Cuando se forma un nuevo equipo, los individuos no están seguros de su propósito, de cómo encajan o de si trabajarán bien entre sí.
  • 2º Storming: Después, se comienza a ir más allá de los límites establecidos y empiezan a surgir conflictos o fricciones entre los miembros del equipo a medida que sus “verdaderos personajes” (y los roles que van adaptando) emergen y chocan entre sí.
  • 3º Norming: Poco a poco, el equipo pasa a una etapa donde las personas comienzan a resolver sus diferencias, a apreciar las fortalezas de los demás y a respetar la autoridad de su líder.
  • 4º Performing: Finalmente, el equipo llega a una última etapa donde el equipo descubre sus metas comunes y logra sus objetivos de manera eficiente.

 

El modelo de las cinco disfunciones de un equipo

Patrick Lencioni, reconocido autor y consultor en liderazgo y gestión de equipos, desarrolló un modelo para ayudar a los equipos a alcanzar su máximo potencial. Según Lencioni, un equipo de alto rendimiento debe superar cinco desafíos o disfunciones que pueden afectar su efectividad: la falta de confianza, el miedo al conflicto, la falta de compromiso, la evasión de la responsabilidad y la pérdida de enfoque en los resultados. Estos desafíos se representan en una pirámide, donde cada nivel depende del anterior y debe ser resuelto antes de avanzar al siguiente.

 

El liderazgo situacional de Hersey y Blanchard

Hersey y Blanchard argumentan que no se trata de que el equipo se adapte al líder, sino que el líder se adapte al equipo. Según ellos, un buen líder es aquel que sabe ajustarse a las necesidades de sus empleados, evaluando y comprendiendo su situación. En otras palabras, no existe un solo estilo de liderazgo universal y válido para todos; los líderes deben cambiar su forma de actuar según el nivel de madurez de los miembros del equipo, entendiendo la madurez compuesta por dos aspectos: uno psicológico y otro relacionado con la tarea o el puesto.

Descubriendo el poder del Team Building

 

Mejora la comunicación interna y fortalece el espíritu de grupo

Imagina el equipo como una barca donde cada integrante maneja un remo. Aunque todos estén remando al mismo tiempo, si cada uno sigue su propio estilo o ritmo, a pesar del esfuerzo colectivo, probablemente la barca no se moverá como se desea: podría avanzar lentamente, desviarse hacia una dirección incorrecta o incluso quedarse estancada. La comunicación clara y los objetivos compartidos intervienen como coordinador del ritmo y dirección, asegurando que la barca -o en este caso, el equipo- avance en la dirección correcta y de la manera más eficiente, resolviendo además algunos de los conflictos que puedan surgir. Pero la comunicación clara y los objetivos compartidos no caen del cielo. De hecho, la comunicación es el talón de aquiles de muchos equipos, y la falta de claridad y cohesión sobre los objetivos, otro. La buena noticia es que ambas se pueden trabajar y mejorar a través de diferentes actividades específicas. Los empleados aprenden a comunicarse de manera más efectiva, a confiar entre ellos y a definir objetivos comunes, pese a que tengan perfiles muy diversos.

 

Innovación y creatividad

Según un estudio de la Universidad de Stanford, el team building aumenta en más de un 20% la innovación y la creatividad de los empleados. ¿Por qué? Porque al crear un clima de confianza y seguridad, se reduce el miedo al juicio o al fracaso que a menudo nos impide expresar nuestras ideas. Además, al compartir y contrastar diferentes puntos de vista, se estimula el pensamiento divergente,  permitiendo que cada miembro aporte su granito de arena en la construcción de proyectos revolucionarios.

 

Refuerza la imagen de marca de la empresa

Escape Room: Jewel Heist. Esto fue un evento de Coca-Cola en el que su sala de conferencias de Tennessee se convirtió en un emocionante escape room.. Lleno de enigmas y desafíos, los empleados tenían dos horas para encontrar pistas, resolver rompecabezas y recuperar joyas robadas. Esta actividad no solo fomentó la colaboración y la comunicación bajo presión, sino que también demostró cómo Coca-Cola se centra y aplica sus valores principales: compartir buenos momentos en forma de felicidad. Una cultura corporativa positiva es una herramienta poderosa, apreciada por empleados, y clientes. Es por eso que cuando Coca Cola creó esta iniciativa, no solo mejoró el bienestar de sus empleados, también construyó una marca más atractiva y humana.

¿Cómo implementar el team building en mi empresa?: Algunas actividades que te pueden ayudar

 

Outdoor Training

El Outdoor Training es una de las actividades de team building más populares. A diferencia de lo que algunos podrían pensar, no se trata solo de ejercicios físicos al aire libre; es una experiencia que combina desafíos físicos y mentales para fomentar habilidades como el liderazgo, la resolución de problemas y el trabajo en equipo.

 

Crea un espacio de desconexión

No subestimes el poder de un buen rincón de descanso en la oficina. No necesitas imitar las zonas de descanso de las oficinas de Google; un simple espacio cómodo donde los empleados puedan tomar un respiro y socializar es suficiente. Estos lugares fomentan la interacción casual y ofrecen un escape del estrés diario, lo que contribuye a una mayor satisfacción laboral.

Actividades de Voluntariado

Participar en actividades de voluntariado juntos es una manera poderosa de marcar la diferencia en la comunidad y al mismo tiempo unir al equipo. Estas actividades no solo ofrecen la oportunidad de contribuir a una causa valiosa, sino que también permiten a los empleados ver a sus compañeros en un contexto diferente, fomentando la empatía y el trabajo en equipo con metas que van más allá de entregar un proyecto.

 

Juegos para romper el hielo

Este tipo de juegos son ideales para que el equipo pueda “conocerse mejor”, pero también son divertidos para jugar con compañeros de equipo que conoces desde hace mucho tiempo. Además, resultan fáciles de organizar y puedes usarlos para presentar a miembros nuevos del equipo. Algunos de estos juegos son “Dos verdades, una mentira”, “La fila de los cumpleaños” (donde los miembros del equipo se ordenan por fecha de nacimiento sin comunicarse verbalmente), o “¿Qué haría Fulano?” (donde el equipo tiene que resolver un problema pensando y actuando según un personaje famoso).

 

Lo sabemos. La implementación de estas actividades de team building puede parecer en un primer momento una tarea abrumadora, especialmente para empresas que no tienen experiencia previa en este ámbito. Es por eso que hay profesionales y empresas especializadas que no solo ayudan a diseñar y ejecutar actividades de teambuilding, sino que también pueden proporcionar la formación necesaria para que, con el tiempo, tu empresa sea capaz de organizar estas iniciativas internamente.

Como has podido observar, las ventajas de implementar el team building son evidentes: un equipo más unido y colaborativo, empleados más felices y motivados, y una empresa que se presenta como un lugar atractivo tanto para su personal como para sus clientes, porque, como dijo Mary Kay Ash, «Una empresa es tan buena como la gente que trabaja en ella».

Contenido Relacionado